Alquilar una autocaravana en Noruega: Consejos para tu viaje

 

Pues no le des más vueltas y haz una pequeña escapada a este precioso lugar.

En Noruega te esperan ciudades de ensueño y panorámicas inolvidables. Un país único en el que se respira belleza en estado puro. Se caracteriza por sus noches interminables de verano, su naturaleza idílica y por la imponencia de sus glaciares y fiordos. Sin duda, un viaje muy mágico en el que te llevarás de recuerdo un sinfín de imágenes.

Si has tomado la decisión de coger el avión, aterrizar en Escandinavia y recorrerla en autocaravana. Se convertirá en toda una experiencia llena de emociones indescriptibles. Un lugar ideal para desconectar de la rutina diaria y disfrutarlo en compañía de tu familia o amigos.

Antes de poner rumbo a tu gran aventura sobre ruedas en Noruega, será mejor que tomes nota de unos cuantos consejos para viajar con tu autocaravana en este país.

 

Anticípate para reservar tu autocaravana

No es necesario llegar a tu lugar de destino para alquilar tu futura caravana. Anticípate a los acontecimientos y alquila una autocaravana en Noruega antes de viajar a este país.

Pero, ¿cómo puedes hacer esto? Muy fácil. Hoy en día puedes encontrar distintos portales online, que te ofrecen la posibilidad de alquilar este tipo de vehículos sin tener que estar en la ciudad o país donde quieres viajar. Un buen ejemplo, es la página web de alquiler de autocaravanas Areavan, donde tienes la posibilidad de hacer la reserva de una caravana, autocaravana o furgoneta camper para recorrer Noruega.

Lo mejor de alquilar tu futuro vehículo en este tipo de plataformas es que tienes una amplia selección de marcas, modelos y precios donde poder escoger.

 

Ten en cuenta los límites de velocidad

Si sabes de antemano los límites de velocidad del país al que vas a viajar, te ahorrarás unos cuantos quebraderos de cabeza.

¿Cuál es el límite de velocidad en las carreteras noruegas? En general, suelen ser de 80 kilómetros por hora. Pero como en todos los sitios se aplican distintas excepciones. Presta atención a lo siguiente:

  • En zonas residenciales: Suele ser de 30 kilómetros por hora.
  • Debes tener en cuenta los badenes porque no todos están señalizados.
  • Centros urbanos: El límite es de 50 kilómetros por hora para todo tipo de vehículos.
  • Carreteras de calzada doble como autovías y autopistas: Aquí el límite suele ser de 90 kilómetros por hora o de 100 kilómetros por hora para coches. Pero en el caso de las caravanas o autocaravanas no pueden exceder de los 80 kilómetros por hora.

 

Tendrás que tener encendidos los faros

 

En Noruega es obligatorio para todo tipo de vehículo, conducir con los faros encendidos. No nos referimos a tenerlos encendidos solo por la noche o en condiciones de poca visibilidad, sino todo el tiempo, aunque los días sean muy luminosos y despejados.

Además, por esta misma razón, tendrás que contar con bombillas de recambio para los faros.

 

Mucho cuidado con los frenos

Y es que cuando circules por zonas como puertos de montaña, puede que te toque circular por largos tramos con descensos que puedan provocar que los frenos de tu autocaravana se calienten demasiado.

Para evitar que esto te pase, es aconsejable que conduzcas con una marcha corta. Como por ejemplo con la marcha que utilizarías en las subidas. Esto se hace para que no tengas que frenar en todo momento y, que por consiguiente, evitar que se calienten los frenos del vehículo.

 

Es importante saber dónde aparcar

Puesto que ir de viaje en autocaravana no es lo mismo que ir en coche, es importante que te hagas un listado de los campings o de las áreas de servicio cercanas a la zona que vayas a visitar. De esta forma podrás estacionar sin ningún tipo de inconveniente, y lograrás dar un paseo donde te apetezca sin que nada ni nadie te amargue el viaje.

¿Te animas a descubrir la mitad de la península escandinava en autocaravana?